Exposición Virtual de una selección de acuarelas de Mayte Cañete relativas al Campo,

acompañadas de unos poemas de Fernando Cravioto a modo de descripción de las mismas.

LA POLVAREDA

 

Ya viene la vacada, el polvo aprieta,

los lleva el mayoral con mano sabia.

Junto a la valla, el toro bravo espera

mirando desafiante de soslayo.

 

Tonos grises y pardos se confunden,

todos juntos, cuerpo a cuerpo se desplazan

por la campiña de un gran manto de arena,

dorada por el sol de la mañana.

 

* * *

Fernando Cravioto

23/07/2015

 

 CAMINO EN ROJO

 

Suave brisa que de la colina llega 

acariciando las hojas en los árboles. 

Fuertes álamos que desde la cima, 

otean el verde prado. 

 

Tonos rojos moteando la pradera, 

ávida de unos ojos que la mimen 

y a quienes devolverles con encanto. 

Un paisaje, al fin, lleno de amor, 

pletórico de luz que derrama tu alma. 

 

* * *

Fernando Cravioto

23/07/2015

 

AL ATARDECER

 

Rojos quebradizos en el horizonte,

que de la tierra amamantan;

oscuras y sombrías las casas...

grises tonos que amenazan.

 

De azul, pintado está el cielo,

tras unas nubes más blancas;

cargadas de plomo y sangre

otras nubes más, avanzan.

 

* * *

Fernando Cravioto

25/07/2015

 

HORIZONTE

 

Incierto el horizonte que atardece

de tono gris y crema al mismo tiempo,

en una comunión irreversible

respirando del mismo aire, el viento.

 

Nacencia de horizonte vespertino

que claudica al son de la velada,

confunde su armonía en mi retina

con una mezcla de emoción pausada.

 

* * *

Fernando Cravioto

25/07/2015

 

PUESTA DE SOL

 

Cae la tarde al descampado

ya comienza a refrescar,

las sombras toman el campo,

el sol va quedando atrás.

 

El eco gris de la tarde 

se aprecia en este lugar,

con armonías de luces

en un cambio singular.

 

A lo lejos se ve el pueblo,

chispea en la oscuridad;

tonos rubí y dorados,

envuelven su soledad.

 

* * *

Fernando Cravioto

25/07/2015

 

CIELO TURQUESA

 

Cristalino azul verdoso

en el agua se refleja,

de la laguna del monte

que a sus pies, duerme la siesta.

 

Montes rojizos de cobre,

bajo un cielo azul turquesa.

 

* * *

Fernando Cravioto

25/07/2015

 

ATARDECER EN LA ALDEA

 

Muere la luz, desangrada,

envuelta entre oscuras nieblas;

vuelvo a mi casita blanca

cuando atardece en la aldea.

 

Se expanden las negras sombras

por el camino de vuelta,

entre las cercas y vallas,

casas y muros de piedra.

 

Vuelvo a mi casita blanca,

atardeciendo en la aldea.

 

* * *

Fernando Cravioto

25/07/2015

 

TONOS ROSADOS

 

Allí está mi árbol querido,

bajo el que dormía la siesta,

cuando yo era un zagal,

tras aventar en la era.

 

En su piel dejé grabado

nuestro amor con tibias letras,

tonos rosados que hieren

mi corazón, como espuelas.

 

* * *

Fernando Cravioto

26/07/2015

 

OSCURIDAD

 

Sombras en la oscuridad,

luz y sombra van unidas...

y una sola forma toman

en la sombra de la vida.

 

Pero no hay sombra sin luz,

y aunque la tarde agoniza

con matiz oro rubí,

el día muere sin prisa.

 

* * *

Fernando Cravioto

26/07/215

 

ATARDECER

 

Se retira la luz por la cañada

entre mansos colores moribundos;

cesó el día, acabando su jornada

entre cálidos tonos taciturnos.

 

Se vislumbra la silueta de las casas,

hogares del descando merecido,

enceladas entre nubes variopintas,

de tonos verdes, rosas y amarillos.

 

* * *

Fernando Cravioto

26/07/2015

 

BRUMAS 

 

Entre brumas espero,

a mi amor, por la tarde,

y esperándola observo

que me absorbe el pasisaje.

 

Entre brumas la espero

en abrupto paraje

salpicado de ocres,

entre arbustos salvajes.

 

* * *

Fernando Cravioto

26/07/2015

 

CAMPOS ANDALUCES

 

Días de otoño,

lluvia temprana

cala los campos

por la mañana.

 

Manto de lodo

cubre la estepa,

verde acolchado

de la pradera.

 

Árboles tiesos,

bien salpicados,

se ven al fondo

difuminados.

 

Gotas de agua,

lluvia violeta

besan al paso

toda la tierra.

 

* * *

Fernando Cravioto

27/07/2015

 


CAMPOS EN PRIMAVERA

 

Las nubes, que dejando una sonrisa,

colgadas de la bóveda celeste,

acarician los campos al pasar.

 

Entre tonos verdes, rojos y ocres,

los árboles, pintados de armonía,

se levantan con majestuosidad.

 

Primavera en los campos, alegría,

hace que el corazón se manifieste

y llene mi visión de claridad.

 

* * *

Fernando Cravioto

27/07/2015

 

CAMPIÑA

 

Aquí la tierra dura 

manchada de marrón,

más allá cambia el tono

salpicando matices

brunos y claros;

huidizas, las sombras, 

permiten que la luz

las cubra con su manto.

La campiña está sola

abrigada de cielo

con azules violados.

 

* * *

Fernando Cravioto

27/07/2015

 

DESCAMPADO

 

En el campo, al descubierto,

ha nevado esta mañana,

y una capa blanca y fría,

como una manta lo tapa.

 

Al fondo despunta el día,

primeros rayos del alba,

que alumbrando el cielo raso

van diluyendo la capa.

 

Los árboles despojados

de la nieve que pesaba,

relucen su color verde,

de marrón se ven sus ramas.

 

Tonos ocres y amarillos

se funden con la nevada

confundiendo sus colores

en una dormida estampa.

 

* * *

Fernando Cravioto

31/07/20115

 

LA CAMPIÑA

 

Dormita la tierra usada,

cada día en el barbecho, 

desde hace unos cuantos años,

pues descansa por derecho.

 

Olor a tierra empapada

por el sudor de la frente,

derramado por los hombres

en su trabajo silente.

 

Voluntad y sangre juntas,

dan el color a esta tierra

que mezcladas con paciencia,

proveerán buena cosecha.

 

* * *

Fernando Cravioto

01/08/2015

 

LA CASITA

 

Paredes blancas de cal,

el techo rojo, de teja,

pequeñita y reluciente

allá a lo lejos se observa

sobre un terruño marrón,

bajo una loma de tierra.

 

Es la casa donde vivo

bajo un cielo azul celeste,

junto a unos gigantes rojos

de ramas largas y fuertes.

 

* * *

Fernando Cravioto

01/08/2015

 

NOCHE ESTRELLADA

 

La noche cayó de pronto

sobre las casas del pueblo,

formando siluetas negras

con un perfil de esperpento.

 

Sobre la colina, al fondo,

un haz rosado ilumina

el camino a las estrellas

que esta noche, enormes, brillan.

 

* * *

Fernando Cravioto

01/08/2015

 

POR LOS OLIVOS

 

Por fin, tras muchos pedidos

de que saliera conmigo,

ella accedió a pasear,

 

y juntos, por el camino,

anduvimos largo tiempo

sin volver la vista atrás.

 

Sin saber por qué, paramos,

y contemplamos un cielo

de matices sin igual.

 

Celeste, violeta y ámbar

sobre las casas del pueblo,

alumbraban el lugar.

 

Nos tomamos de las manos,

nos miramos a los ojos

y nos besamos, sin más.

 

Nunca olvidaré el camino

por los olivos del pueblo

donde la empecé a amar.

 

* * *

Fernando Cravioto

03/08/2015

 

TARDE NUBLADA

 

Ambrosía de colores

habitan en el paisaje

y estimulan mi retina

con matices agradables.

 

La colina ocre al centro

con un árbol dominante,

al fondo las nubes grises,

del frescor, son responsables.

 

Mantos verdes y rojizos

se instalan en tal paraje,

conformando bella estampa

en esta nublada tarde.

 

* * *

Fernando Cravioto

02/08/215

 

AL OTRO LADO DEL BARRANCO

 

Siempre que miro las casas

de aquel lado del barranco,

se me antojan puntos blancos

entre árboles sesgados,

 

gentes que viven en ellas

soportando sus arados,

llevando unas vidas tristes,

bajo el cielo gris pintado.

 

A veces me da el impulso

de rodear el barranco,

pero me abruma la idea

y me quedo de este lado.

 

* * *

Fernando Cravioto

02/08/2015

 

OLIVOS

 

Qué alegría siento al verlos,

sabiduría de los años

que han dado forma a los troncos

de olivos tan centenarios.

 

Vida verde en sus siluetas,

verde, se encuentra enramado,

el fruto de sus entrañas,

que se halla madurando.

 

Lucen el sol en sus copas,

respiran cielo azulado

y descansan sus raíces

bajo un rojizo arcillado.

 

* * *

Fernando Cravioto

02/08/2015

 

ATARDECER EN EL CAMPO

 

Atardece ya en el campo,

tomo el camino de vuelta

y al acabar el recodo,

vislumbro mi casa cerca.

 

- - -

 

Aún queda azul en el cielo;

rosa, naranja y dorado

crecen en el horizonte

tras los árboles plantados.

 

- - -

 

Las sombras grises se ciernen

sobre el terreno sembrado.

Mi casa veo a lo lejos,

regreso a mi hogar soñado.

 

* * *

 

Fernando Cravioto

26/07/2015

 

Comentarios: 2
  • #2

    Fernando Cravioto (miércoles, 12 agosto 2015 12:13)

    Gracias, FerminaLópez. La poesía de tus palabras alegran mi alma y hacen que mi rostro esboce una sonrisa ♥

  • #1

    FerminaLópez (miércoles, 12 agosto 2015 11:08)

    Muy original esta "comunión" de pintura y poemas. Los poemas son pinturas de la vida, y las pinturas son poemas sin palabras. Con esta combinación se establece un vínculo entre ambas formas de expresar nuestras emociones. Enhorabuena a Maite y a Fernando.