Exposición Virtual de una selección de acuarelas de Mayte Cañete relativas a paseos,

acompañadas de unos poemas de Fernando Cravioto a modo de descripción de las mismas.

AZOTEAS

 

Lánguidas, esbeltas y misteriosas,

se yerguen, como lanzas, las antenas,

que junto a las casetas se apoltronan,

en una mustia vida, en la azotea.

 

La tarde se despide de la luz,

ya se marcha asida de las sombras,

con un adiós en tonos de pastel,

que con una sonrisa, el cielo alfombra.

 

* * *

Fernando Cravioto

14/08/2015

 


A LAS AFUERAS

 

Por la tarde, en mi paseo,

me salí de la rutina

yéndome al final del río,

y observé esta paredina.

 

Envueltas por nubes pardas,

bajo un cielo oscurecido,

se dejan ver unas casas

entre árboles dormidos.

 

A orillas del río viven

su soledad compartida,

alzando, en el horizonte,

su tosca estampa torcida.

 

* * *

Fernando Cravioto

14/08/2015

 


CAMINO DE PRIEGO

 

Camino de Priego voy

por la cañada real,

ando solo con mi hatillo

llevando mi soledad.

 

Después de un tiempo de andanza

me he parado a descansar

y a contemplar el paisaje

asentado en el lugar.

 

Ocre firme en el camino,

campos por el sol dorados,

árboles que se levantan,

saludándome, a los lados.

 

Verdor fresco en mis pupilas,

azul cielo despejado,

aromas de la campiña

que respiro de buen grado.

 

Camino de Priego voy

por la cañada real,

vagabundeo por la vida

gozando mi libertad.

 

* * *

Fernando Cravioto

24/08/2015

 


EL CAMINO

 

Polvo en el viento que llega a mis ojos,

con la brisa de la tarde, que acaricia mi piel.

Camino sin rumbo bebiéndome el paisaje,

pisando el ocre suelo con mis pies.

 

El cielo se va vistiendo de colores,

con claros tules de añiles y rosados.

Se alzan altivos, los silenciosos postes,

por sus cables unidos, en la tierra plantados.

 

Resistiendo los vaivenes de la brisa,

de matices verdosos hacen gala,

los arbustos, que pegados al camino,

de pequeños animales son morada.

 

* * *

Fernando Cravioto

20/05/2016

 


EN SOLEDAD

 

Apenas despunta el día

cuando salgo de paseo.

Las calles están desiertas,

la luz va rompiendo el velo.

 

Oscuras fachadas grises

abrigan sombras siniestras,

farolas que duermen penas

y de tristeza dan muestra.

 

Se escuchan sólo mis pasos,

metido en mis pensamientos,

camino en la soledad

de pasajes soñolientos.

 

* * *

Fernando Cravioto

20/05/2016


POR LA JUDERÍA

 

Dos almas bajan la calle

pisando la gris calzada,

bajo un cielo azul celeste

que ilumina la mañana.

 

Ventanas con rejas negras

ponen cara a la fachada,

y un farol, que ya descansa,

de alumbrar la noche parda.

 

Fachada de puro blanco

que por el sol es bañada,

alegrándome la vista

las flores que se destacan.

 

Por la Judería paseo

siguiendo sus calles largas,

do serpentean sus aceras

a sus paredes pegadas.

 

* * *

Fernando Cravioto

20/05/2016

 


AL PASAR POR LA ESQUINA

 

Entre las calles, dejando voy mis pasos

respirando los aromas que desprenden,

mientras absorbo, con mis sedientos ojos,

los matices de colores que devienen.

 

Y pasando por la esquina de una calle,

atrapado por la estampa que me muestra,

me detengo a contemplar aquel pasaje,

sinfonía de colores que se orquestan.

 

Tonos rojos corretean por la fachada,

juguetean con tonos verde y amarillo

sustentados por unas frondosas ramas,

dibujando en tonos grises el pasillo.

 

Al término de la calle destellea

el encalado que cubre las paredes,

resaltándose en ocres y marrones,

las puertas y ventanas que contiene.

 

* * *

Fernando Cravioto

21/05/2016

 


AZOTEAS DE CÁDIZ

 

Un paseo por la alturas

viendo el cielo azul de Cádiz

que luce nítido y limpio,

como si fuera un gran cáliz.

 

Desde una azotea como ésta

desde hace muchos años,

me deleito del paisaje

todo repleto de blancos,

 

Blancas torres que se alzan

con sus cúpulas doradas,

sobre límpidas terrazas

que al sol lucen encaladas.

 

Ventanas de par en par,

le ponen cara a la estampa,

y la torre de la iglesia

las vigila, sosegada.

 

Algunos de sus tejados

tiñen de sangre la vista,

sus antenas alargadas,

como cruces, se alzan vivas.

 

* * *

Fernando Cravioto

22/05/2016

 


DESDE LA AZOTEA

 

Mientras la tarde fenece

me subo yo a mi azotea

a contemplar el paisaje

que de colores se ateza.

 

Mi amiga, la fiel palmera,

silenciosa y abnegada,

ve morir todos los días

sin mediar una palabra.

 

El rojo de las terrazas 

va mudando su textura

bajo un cielo azul rosado

que ya se pierde a la vista.

 

La tarde sigue su rumbo,

la luz se entrega sumisa,

envolviéndose de a poco,

en los tonos que se agrisan.

 

* * *

Fernando Cravioto

21/05/2016

 


LA CANCELA

 

Siempre que paseo la calle

me fijo en esta cancela

custodiada por macetas

que a sus pies, guardan la puerta.

 

De amarillos y naranjas

posan serenas sus flores,

alegrando las miradas

con tan hermosos colores.

 

La cancela está entreabierta,

como invitando a pasar,

y un verde y frondoso árbol

se hace el dueño del lugar.

 

Unos tejados marrones

ponen techo a la celada

no permitiendo la vista

del interior de la casa.

 

Cancela de color verde,

que al pasar veo siempre abierta,

forjada de puro hierro,

parece dormir la siesta.

 

* * *

Fernando Cravioto

21/05/2016

 


POR EL BOSQUE

 

Camino de vuelta a casa,

al acabar mis paseos,

atravieso por el bosque

donde escondo mis deseos.

 

Se imponen los claroscuros

en la imagen que les miento,

dorados y anaranjados

se mezclan con gris siniestro.

 

Árboles de hojas doradas,

sobre sus troncos esbeltos

resaltan de entre las sombras

que surgen al lado diestro.

 

Sobre un manto verde claro

de roja flor salpicado,

camino de vuelta a casa,

por este bosque encantado.

 

* * *

Fernando Cravioto

22/05/2016

 


PUEBLO BLANCO

 

Altivo me levanto en la mañana

al ver mi pueblo blanco cómo brilla,

observando a través de mi ventana

los hermosos colores que destila.

 

El frescor de la brisa me rodea

y respiro el cielo azul con que amanece,

seduciendo por completo mis sentidos,

la escena que en mis ojos permanece.

 

Las casitas, de honesto color blanco,

con sus tejas bermejo como techo,

flanqueadas por árboles verdosos

que a su lado, se sienten satisfechos.

 

* * *

Fernando Cravioto

23/05/2016

 


AZOTEAS DE CÁDIZ (2)

 

Como fondo el cielo azul

con nubes de algodón blanco

fundiéndose con el mar,

relajante y sosegado.

 

Torres, casas y azoteas,

exuberantes de luz,

se alzan ante mi mirada,

brillan con aire andaluz.

 

La catedral luce al fondo,

con su cúpula dorada,

majestuosa y solemne

sobre el lecho de su plaza.

 

Blancas casas con ventanas,

la ropa tendida al sol,

una estampa cotidiana

que alegra mi corazón.

 

En las azoteas de Cádiz

he conocido el amor.

 

* * *

Fernando Cravioto

24/05/2016

 


A LA SOMBRA DE LA PARRA

 

Aquí culmino el paseo, 

a la sombra de esta parra,

donde descanso al frescor,

que de sus cepas emanan.

 

Se mezclan el verde y ocre

conformando la parriza,

y a sus pies crecen las malvas

juguetonas, pegadizas.

 

En este rincón tranquilo,

a la sombra de la parra,

pongo fin a este paseo

esperando mi pitarra.

 

* * *

Fernando Cravioto

24/05/2016

 


Comentarios: 2
  • #2

    Fernando Cravioto (lunes, 30 mayo 2016 18:00)

    Gracias por tu comentario, Puri. Un placer compartirlos.

  • #1

    Purl (lunes, 30 mayo 2016 17:14)

    Unos poema . muy bonitos gracias por compratirlos